jueves, 11 de agosto de 2016

LIBERTAD


A ti, mercenario sin entrañas que por unas cuantas pesetas
te disfrazas de uniforme y metralleta
convirtiéndote en la muerte y su guadaña

A ti, injustitutivo juez
que desde el alto sillón que usurpas
dictaste sentencia contra mi
condenándome a larga prisión
juzgándome por apariencias y no por
justa razón,

A ti, grávido carcelero, que
diciendo obedecer ordenes ajenas
me aprietas las cadenas que me atan
a este cementerio de hombres vivos,

A VOSOTROS, Mercenario, Juez y, carcelero
Yo desde esta mi celda de castigo deciros puedo
que ni vuestras pistolas, metralletas, sentencias ni
cadenas, jamas encerraran en pena la Libertad
Que llevo dentro...




Miguel  Ángel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA IMPORTANCIA DE LEER

 Siempre pensé que eso de leer debía de servir para algo mas que leer por leer ,no es que yo  sea muy aficionado ,pero siempre me gusto le...