jueves, 18 de agosto de 2016

A sacudirse toca

Esta historia que os voy a contar, hace años la escuche y estando el otra día en mi momento de tranquilidad y relajación me acorde de ella y creo que para cualquiera que sea tu adicción, sera buena si la llevas a la practica:

La historia es la siguiente: esto es un día que un caballo bonito, fuerte, joven iba caminando por un prado, a lo lejos sin que el lo viera, había un pozo bastante hondo que estaba sin señalar, pero que si te fijabas un poco se veía bien, pero el caballo iba a su bola y no se fijo, con lo cual, el caballo cayo hasta lo mas profundo, dañándose y quedando mal parado, al cabo de varias horas, su dueño lo hecho en falta y salio a buscarlo, busco por todo el campo y sus alrededores por todo el pinar, por los campos de alrededor y al cabo de un buen rato, su dueño escucho sus relinches y dio a parar en donde el mas se temía, en el pozo, el no sabia lo que hacer pues a su caballo, le quería mucho, fue rápidamente a pedir ayuda, al pueblo de al lado, a las aldeas mas cercanas, fue hasta las montañas mas altas donde vivía la gente mas anciana del lugar, pasaba el tiempo y empezaba a echarse la noche, pero no encontraba ninguna solución, apenado, cansado y preocupado su dueño, pensó que era imposible sacarlo de semejante pozo, pero no se daba por vencido, quería mucho a su caballo, fue a casa y cogió una hogaza de pan y algo de alfalfa y se la empezó a echar a su caballo para que pudiera comer algo, cada vez que le echaba la comida, el se sacudía, caía al suelo y se la comía, el lo miraba y se asombro, pues le dio una gran idea, si en vez de echarle comida le hecha tierra, el cada vez que se sacudiera, la tierra caería y su caballo podría quedar libre y ala vez taparía el pozo, que no valía para nada y no traería mas desgracias, pala en mano, empezó a echar tierra sobre el pozo, al cabo de un buen rato, escucho los relinches de su caballo querido, asomándose al pozo, se encontró con la sorpresa de que su caballo estaba mas cerca de lo que el creía, aunque cansado y viendo que ya estaba amaneciendo, saco fuerzas de flaqueza y le decía, sacúdete y el  como podía se sacudía la tierra que le caía encima y esto le hacia subir hacia su salvación, su dueño con mas entusiasmo, echaba la tierra con mas ganas, encima de su bonito caballo y cada vez que a este le caía la tierra, el se sacudía aunque  estaba ya muy débil, pues estaba siendo, una noche y un amanecer bastante largos y al cabo de varias horas pudo sacar a su caballo, aunque sucio, hambriento, cansado y magullado, le dio una alegría tremenda, de haber podido recuperar lo y le dijo yo te cuidare, te limpiare y te daré de comer, el caballo volvió a ser el de antes, pero con la lección bien aprendida, de fijarse siempre por donde camina.

Si haces esto en tu vida, te aseguro que estés donde estés, tengas todas las cargas que tengas o te tiren todo lo que te tiren, si te las sacudes, caerán al suelo y podrás ponerte por encima de ellas.

Yo solo te puedo decir, si siembras una ilusión y la riegas con amor y el agua de la constancia, brotara ante ti una flor y su aroma y su calor te arroparan y veras la vida como un jardín y si algún día te sientes perdido, con tus ojos as de ver que si trabajas con calma y la fuerza de tu alma conseguirás ese propósito.

"EN TU INTERIOR ESTA LA SOLUCIÓN"                          


                                                                                                         Fran    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CINE: VERONICA

Este viernes 15 de diciembre vamos a ver una película basada en un hecho que dejo perplejos a los  vecinos de Vallecas, unos hechos parano...