jueves, 14 de julio de 2016

Una sonrisa, ja, ja, ja


La historia, es que un chico, le regala a su novia unas gafas y en el transcurso del envío se confunden y le llegan unas braguitas, la carta dice asi:
   
"Mi amada muñeca, te envío este regalo, espero te guste mucho, se que te van a quedar muy bien, de miedo, por eso quiero que te las pongas enseguida y salgas a la calle con ellas, póntelas y quítatelas delante de la gente, delante de tus padres, en la oficina, en el autobús, en el metro, que te las vean, lúcelas no las tapes con nada, llévalas en la mano, en la boca, en el pelo, quítatelas y póntelas suavemente y con picardía, cuando quieras y donde quieras, para que todo el mundo te las vea y cuando te las pongas y te las quites delante de toda la gente, que vean lo bonitas que son, sobretodo póntelas y quítatelas delante de tus amigos y amigas, espero te gusten y hagas buen uso de ellas, veras como eres la envidia de la gente".
 
    Si con esto no te he arrancado aunque sea una sonrisa, es que tienes que ir al medico.

                                                                                                 Frank

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA IMPORTANCIA DE LEER

 Siempre pensé que eso de leer debía de servir para algo mas que leer por leer ,no es que yo  sea muy aficionado ,pero siempre me gusto le...