jueves, 16 de junio de 2016

TALLER DE HABILIDADES SOCIALES SESION 10

ESTILOS DE COMUNICACIÓN

ESTILO PASIVO O INHIBIDO

La conducta no verbal se caracteriza por: 
• Se evita mirar a la cara 
• Voz baja 
• Vacilaciones 
• Gestos de inseguridad y de ansiedad (comerse las uñas, juguetear con objetos, manos crispadas…) 
• Risitas falsas 
• Postura corporal “hundida” (hombros caídos, cabeza inclinada hacia abajo y hacia el lado, espalda encorvada)
La conducta verbal presenta los siguientes contenidos:
• Quizás…, supongo…, me pregunto si sería posible…,¿te importaría mucho….?, ¿te supondría mucho problema…?, bueno, no te preocupes, no era demasiado importante…
Comportarse de forma pasiva conlleva beneficios a corto plazo . Se evitan las situaciones sociales aversivas y los problemas en muchas ocasiones.

 

En general, el comportamiento inhibido trae consigo consecuencias negativas : 
• Disminuye la probabilidad de que se consigan los objetivos propuestos y de satisfacer las necesidades propias 
• Aparecen sentimientos de no ser comprendido, de ser manipulado, de que no se tiene control sobre la propia vida 
• Las personas inhibidas son menos tenidas en cuenta por los demás 
• Aparecen sentimientos de insatisfacción, ansiedad, depresión 
• Baja autoestima 
• Estallidos de ira, al repetirse una y otra vez situaciones no resueltas 
• En la medida en que no se expresan con claridad los pensamientos, para los demás puede ser una carga tratar de conocerlos, de saber lo que siente y quiere la persona pasiva. Por lo tanto las relaciones sociales a la larga pueden deteriorarse.

ESTILO AGRESIVO

La conducta no verbal de este estilo de respuesta se caracteriza por:
•  Mirada fija a los ojos sostenida durante un tiempo excesivo
•  Tono de voz muy elevado
•  Rapidez al hablar
•  Gestos de amenaza, de frialdad y/o de superioridad (brazos cruzados, brazos en jarras, manos en las caderas, cabeza inclinada hacia atrás…)
La conducta verbal suele contener expresiones del tipo:
•  “Harías mejor en”, “Haz”, “Ten cuidado”, “No tienes ni idea”, “Debes estar bromeando”…
Al igual que ocurre con el comportamiento inhibido, el agresivo también conlleva una serie de beneficios a corto plazo ; en primer lugar, comportarnos de forma agresiva supone una expresión y liberación emocional, lo cual es bastante reforzante. Además, pueden aparecer sentimientos de poder momentáneo, ya que es muy probable que los demás se sientan intimidados ante el comportamiento agresivo. Pero quizás la mayor recompensa sea conseguir los objetivos propuestos.


Pero lo cierto es que, en general, las personas que mantienen el comportamiento agresivo a lo largo del tiempo sufren las siguientes consecuencias negativas : 

• Aparecen en las personas de alrededor sentimientos de resentimiento, desconfianza, ansiedad 
• Los familiares, los amigos, los compañeros de trabajo, pueden comenzar a evitar en determinadas situaciones a la persona que se comporta de forma agresiva 
• Tensión en las relaciones interpersonales, y por lo tanto relaciones insatisfactorias, distantes 
• Sentimientos de culpa, al ser conscientes de que se ha avasallado a los demás 
• Baja autoestima 
• Soledad 
• A largo plazo los objetivos dejan de conseguirse, ya que las relaciones sociales se desgastan 
• Se sufren contra-agresiones; los demás pueden optar por responder también de forma agresiva. Se puede desembocar en una “escalada de violencia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CINE: DEJAME SALIR

Este viernes 18 de agosto vamos a proyectar la nueva pelicula de los productere se exitos como La visita , Insidius y El regalo, Dejame sa...